Absurd@s, el lunes, asistimos a la gala de los Premios Max castellanos.

Ocurrió en el precioso Teatro Calderón de Valladolid, que para la ocasión se vistió de campos de trigo, amapolas y colores azules.

La directora de la gala fue la segoviana Ana Zamora de Nao Damores, a quien felicitamos por su buen hacer y el Max de honor se lo llevaba la vallisoletana Concha Velasco.

Entre los nominados estaba otra pucelana: María San Miguel por su Viaje al fin de la noche, de la compañía Proyecto 43.2. Obra en la que nuestro absurdo Alfonso Mendiguchía (palentino de nacimiento y salmantino de adopción) es actor protagonista junto a ella. Y lo dirige Pablo Rodríguez, de Valladolid. Lo dicho, absurdamente castellano todo.

Optaban a uno de los premios más importantes: mejor espectáculo revelación, pero no pudo ser. Aunque confiamos que la próxima vez ganarán tantas manzanas que tendremos que hacer compota con todas ellas.

Lo más importante es que el nombre del espectáculo se haya posicionado como un espectáculo a tener muy en cuenta y que les salgan muchos bolos de esos que nos gustan a nosotr@s de #carreterayfurgoneta.

Una noche preciosa llena de nervios y absurdos reencuentros para recordar…

Os dejamos algunas fotos de lo guap@s que iban tod@s para la ocasión. Fijaos bien en que nuestro absurdo se puso corbata y todo. La ocasión lo merecía.

Nuestra más sincera y absurda enhorabuena a tod@s los nominad@s y premiad@s y… ¡La próxima, max!