Absurdos, ya sabéis que andamos siempre dando vueltas a la incongruencia humana, a la incapacidad para la autocrítica y la maestría para la crítica.

A las pajas en los ojos ajenos, a la cordura de la incoherencia y la belleza de los absurdos. Y simplemente salimos a la calle y vemos, y observamos y tomamos notas. Y después nos observamos entre nosotros y tomamos notas también. Después las comparamos – las notas- y resulta que todos somos muy parecidos.

Y a partir de esos parecidos empezamos a construir el discurso de la estupidez que nos inunda. Todo sale de nada en concreto y de todo en particular. De unos y otros. De lo más actual y de lo de toda la vida. Y de ahí sale este ‘A protestar a la Gran Vía’.

Esta semana puedes verlo como todos los jueves en el Teatro Lara y el domingo, 18 de febrero retomamos carretera y furgoneta y viajamos hasta el Teatro Apolo de Miranda de Ebro con la #giraabsurda.