Os dejamos una crítica estupenda de Las neurosis sexuales de nuestros padres, que han escrito desde ARTE SIN RED. Muy merecida por parte de todo el equipo. Fijaos en las palabras tan bonitas que dedican a nuestro compañero Alfonso Mendiguchía.

@artesinred

El teatro está a rebosar y tengo que hacer cola para acceder a la sala, buena señal. No obviemos que la famosa coletilla “mucha mierda” en la jerga de las artes escénicas viene de aquellos espectadores que se acercaban al teatro a caballo y en función de sus deposiciones se podía deducir el público asistente. En este caso, la sala estaba a rebosar. Es el último día de esta función en la Sala Cuarta Pared y nadie parece dispuesto a perdérsela.

Mientras nos acomodamos, comienza a sonar una melodía que está aparcada en algún rincón de mi cerebro pero que no consigo identificar. Me resisto a volver a encender el móvil, abrir Shazam y tratar de capturarla para salir de dudas. Me doy cuenta de que la pareja sentada a mi lado anda cuchicheando sobre esa melodía repetitiva tratando tal vez de recordar. Nada, no hay manera. Pero de alguna forma mágica…

Ver la entrada original 1.185 palabras más